5 plagas de mascotas que evitar en otoño

En la mayoría de los hogares españoles reside alguna mascota. Aunque lo más habitual es encontrar perro o gatos, lo cierto es que también pueden tenerse otras especies animales como: conejos, roedores, aves, etc. Es cierto que los cuidados y atenciones que estos pequeños precisan suponen una responsabilidad, pero también, es verdad que dan muchas alegrías. Sin embargo, como empresa especializada en el control de plagas en Ourense queremos hacer hincapié en que es necesario extremar las precauciones, ya que nuestras mascotas pueden tener en su pelambre incómodos huéspedes.

Las plagas de insectos parásitos, que encuentran en los animales domésticos el mejor lugar para alimentarse y vivir, pueden causarles serios problemas. Pero, ante la presencia de una plaga, no sólo se resiente la salud de nuestras mascotas, la nuestra también se encuentra en serio peligro. Desde NovaBuxos te presentamos 5 tipos de plagas que conviene mantener alejadas de nuestros pequeños amigos:

  1. Pulgas: Parece mentira que un animal tan pequeño pueda convertirse en una auténtica pesadilla. Provocan comezón, la caída del pelo, anemia y hasta lombrices estomacales. Se reproducen rápidamente y ponen en jaque a la salubridad de todos los habitantes de la casa. Además, son difíciles de eliminar.
  2. Garrapatas: Se adhieren a la piel y se alimentan de la sangre de nuestras mascotas, también pueden atacar a las personas. El gran riesgo de la presencia de garrapatas reside en que estos arácnidos son transmisores de gran cantidad de enfermedades infecciosas. Estos parásitos anidan en el césped y en otros tipos de vegetación, siendo un riesgo para todos.
  3. Ácaros de la sarna: Es muy desagradable y ataca por igual a mascotas y personas. Los machos se mueren al reproducirse, pero las hembras se introducen en la piel para depositar sus huevos. Genera infecciones cutáneas y descamación. En el caso de las mascotas es habitual que pierdan pelaje y se deteriore el aspecto de su piel.
  4. Éstridos: Son bichos voladores que inyectan sus larvas en la piel de cualquier mamífero. Estas se alimentan de la piel y cuando se han desarrollado crean pústulas en la dermis para salir. Pueden resultar letales para nuestras mascotas.
  5. Mosquitos: Conocemos muy bien a esta especie que nos vuelve locos en las noches más calurosas. Sabemos el peligro que supone su picotazo, ya que puede transmitir gran cantidad de enfermedades. También atacan a las mascotas y pueden contagiarles diversas patologías víricas.

Es nuestra responsabilidad evitar que los animales que conviven con nosotros sean víctimas de alguna de estas plagas y su presencia puede tener consecuencias fatales para nuestra salud. En la mayoría de los casos la prevención es la mejor arma de protección, pero siempre podemos contar con una empresa de control de plagas para eliminar el riesgo de zonas cercanas a nuestra casa que se convierten en nidos improvisados para estos bichejos.

Si te gustó, compártelo !!!