Funciones de las termitas en su colonia

Si nos paramos a pensar en las termitas, probablemente, no encontraremos nada bueno sobre ellas. Causan importantes daños en los inmuebles y se reproducen con facilidad, constituyendo auténticas plagas que pueden poner en riesgo las estructuras en las que habitan y de las que se alimentan. Sin embargo, como empresa de control de plagas en Galicia, conocemos bien a estos pequeños insectos xilófagos, que son seres mucho más sociales de lo que podamos pensar.

De hecho, las termitas se organizan dentro del termitero siguiendo cierto orden social. Cada ejemplar de termita pertenecerá a una clase determinada en función de la tarea que desempeñe. Podemos encontrar ejemplares de obreras, soldados o termitas reproductivas. Lo más curioso de todo, es que cada estamento de esta particular sociedad cuenta con un aspecto específico. Su apariencia será diferente en función de cuál sea su cometido dentro de la comunidad.

Desde NovaBuxos queremos profundizar un poco más sobre cuáles son las principales diferencias entre las diversas clases de termitas.

  1. La clase más abundante la componen las termitas obreras, que se encargan de hacer todo el trabajo sucio del termitero. Tareas como crear los túneles, limpiar las estancias, cuidar de las larvas o buscar el alimento recaen sobre estos insectos, que son hembras de color claro sin alas y estériles.
  2. Los soldados del termitero, también son hembras estériles sin alas. Pero, en esta ocasión las termitas cuentan con una mandíbula más grande y fuerte, que presenta un color más oscuro. Su apariencia es la que más difiere de la termita común.
  3. En cuanto a la clase reproductora, existen dos tipos diferenciados: los primarios y los secundarios. El grupo de los primarios se compone de machos y hembras fértiles que salen al exterior para apalearse y tienen la misión de crear nuevas colonias. Esta especie presenta un color más oscuro y tienen alas que suelen emplear en el exterior de las galerías. Las secundarias pueden originarse a partir de una ninfa o una obrera, no tienen alas y nunca salen del termitero. Su función es reproducirse para añadir nuevos miembros a la colonia y sustituir a la reina en caso de muerte o fragmentación de la sociedad.
Si te gustó, compártelo !!!