Cómo combatir una plaga de ratas

Padecer una plaga de roedores es una pesadilla para cualquiera. Y es que estos animales son una fuente de patógenos que pueden provocar graves enfermedades a las personas. Como expertos en desratización en Ourense, recomendamos extremar las precauciones para evitar que las ratas hagan suyo nuestro espacio. Al mínimo indicio de presencia de roedores, es imprescindible tomar medidas para atajar la situación. Porque se reproducen a una velocidad vertiginosa. Las ratas comienzan a procrear a partir de los tres meses de vida y pueden llegar a tener descendencia hasta cinco veces al año. En cada parto, tienen entre ocho y doce crías.

No sólo los ectoparásitos de las ratas (pulgas, piojos, ácaros…) pueden transmitir enfermedades a los seres humanos, sino que sus excrementos también son fuente de insalubridad. La peste bubónica es una de las patologías más graves que pueden contagiar los roedores. Ocurre cuando una pulga de una rata, infectada por el bacilo causante de la enfermedad, pica a una persona. También pueden propagarse cuando algún objeto o alimento contaminado entra en el corriente sanguíneo. Provoca dolor e hinchazón de ganglios, fiebre y dolor de cabeza, entre otros síntomas.

Los hantavirus también se transmiten de ratas a personas. En este caso, cuando el afectado respira aire que está en contacto con los excrementos, la saliva o la orina de los roedores. Síndrome de malestar respiratorio agudo, fiebre hemorrágica y problemas renales son algunas reacciones que causan estos virus. La rabia, el cólera, la salmonelosis, la hepatitis y la tuberculosis son otras afecciones que pueden pasar de las ratas a los humanos.

Desratización

Además del riesgo que entraña para la salud una plaga de ratas, hay que tener en cuenta las importantes pérdidas económicas que pueden generar. Y es que destrozan todo lo que encuentra su paso: cables eléctricos, tuberías, madera, etcétera. En Nova Buxos llevamos a cabo el proceso para acabar con las plagas de ratas en dos etapas diferenciadas. En primer lugar, efectuamos la fase de choque, que consiste en la colocación de cebos y raticidas eficaces. Es importante cubrir bien todas las partes a tratar.

Después, tiene lugar la fase de mantenimiento. En este momento del procedimiento, nos centramos en la revisión, la vigilancia y la reposición de cebos. El tratamiento se ejecutará con una periodicidad programada, en función de las necesidades detectadas. Como empresa de desratización en Ourense, recomendamos recurrir a servicios profesionales para asegurar que una plaga de estas características está controlada.

Si te gustó, compártelo !!!