Cómo acabar con las cucarachas

Las cucarachas pueden provocar múltiples perjuicios si se concentran en un número elevado. Una de las razones principales por las que es complicado combatir a estos insectos es que se reproducen rápidamente, con lo que, en un corto espacio de tiempo, pueden invadir un lugar. Como firma de control de plagas, sabemos de primera mano que hay tres especies especialmente dañinas. Se trata de la Blattella germanica, la Blatta orientalis y la Periplaneta americana.

La inmediatez en la aplicación del tratamiento para acabar con estas variedades de cucarachas es fundamental. En caso de observarse la presencia de estos insectos, es necesario recurrir a la ayuda de profesionales para lograr erradicarlas de las instalaciones afectadas. La Blatella germanica o cucaracha del café es el tipo más numeroso. Esta especie es de pequeño tamaño (entre 10 y 15 milímetros) y suele ocupar los rincones oscuros, húmedos y con una temperatura cálida.

Así, es frecuente encontrarlas en cocinas y cuartos de baño. La Blatta orientalis es la cucaracha negra. Esta variedad de cucaracha no puede volar y suele habitar en alcantarillas y desagües. Respecto a la Periplaneta americana, su aspecto es rojizo y puede volar. Su capacidad para reproducirse es muy alta, tanto que esta variedad puede tener hasta 150 crías en algo más de un año. Al igual que la Blatella germanica, la Periplaneta americana también prefiere los espacios húmedos y templados y, sobre todo, si en ellos hay comida.

Por este motivo, su presencia es habitual es restaurantes, bares y otros lugares en los que se manipulan alimentos. Acabar con una plaga de cucarachas es una labor compleja, por eso es necesario recurrir a la ayuda de profesionales. En Nova Buxos aplicamos diversos productos específicos para luchar contra estos insectos. Además, desarrollamos un conjunto de técnicas que se complementan entre sí para conseguir erradicar la colonia de cucarachas invasora.

Como especialistas en el control de plagas en Galicia, pulverizamos con insecticida en las zonas de paso o acceso. También utilizamos un tratamiento biológico que consiste en emplear gel cebo insecticida. Se echan unas gotas en espacios estratégicos, en especial en los huecos que quedan fuera del alcance de la vista.

Efectuar un monitoreo también es recomendable. Esta técnica consiste en la colocación de trampas no tóxicas, que son totalmente seguras. Las cucarachas acuden atraídas por los cebos y al penetrar en la trampa quedan pegadas en la base. Con estos procedimientos, es posible erradicar una plaga de cucarachas y lograr que las instalaciones afectadas vuelvan a tener las condiciones de salubridad deseables.

Si te gustó, compártelo !!!